O Porto

El puerto de Porto do Son está ubicado en el fondo de la Ría de Muros y Noia. Es un puerto eminentemente pesquero, de gran actividad. El ayuntamiento de Porto do Son tiene una situación privilegiada en cuanto a las comunicaciones terrestres, puesto que se encuentra a 45 kilómetros de Santiago de Compostela, y desde el punto de vista marítimo, porque forma la división entre las Rías Altas y las Baixas. La agricultura, la pesca y el turismo son las principales fuentes de ingresos.

Se puede subir a la cumbre del monte Enxa para contemplar toda la ría. Son de interés las lagunas de Xuño, el puente medieval del mismo nombre y el castro de Baroña. El único pazo que se conserva es el de Nebra. Porto do Son es una zona turística y de veraneo; sus playas, plácidas y agrestes al mismo tiempo, son aptas para la práctica del surf.

Instalaciones y servicios portuarios

  • Servicios para embarcaciones
  • Surtidor de gasóleo y gasolina.
  • Grúa.
  • Varadero.

163443_181972335160756_3238693_n

 

Derrotero

1_ria_muros_noia

RIA DE MUROS Y NOIA

Su boca se abre entre el monte Louro y la punta del Castro, o mejor aún entre la punta del Castro de Baroña y los islotes Leixoes, separados de la costa de monte Louro hasta 800 metros hacia el Sur.

Es esta ría un brazo de mar que penetra 9 millas hacia el 056º, con ancho variable entre 3,1 millas en la boca y 1 millas entre Portosín y la Isla da Quebra. Desde este punto, si bien es más ancha en algunos lugares, está cegada en gran parte por fangales que estrechan mucho la parte navegable. En su entrada se sondan desde 25 a 47 metros, arena y cascajo, fondo que disminuye gradualmente hasta las inmediaciones de la Isla da Quebra, donde hay de 15 a 20 metros, arena y fango. Desde aquí decrece más rápidamente, sondándose 6 metros por enfrente de punta Corbeiro y 2 metros en la de Testal, y quedando en seco todo el estuario de Noia y del Tambre, que sólo puede remontarse en pleamar con embarcaciones de poco calado. En todos estos sitios predomina el fondo de arena fangosa.

Las costas de esta ría son muy accidentadas, sobre todo la septentrional, que está dominada por elevadas y ásperas sierras, cuyas estribaciones descienden hacia la orilla, rematando e puntas pronunciadas, que despiden arrecifes. La sierra de Barbanza, que domina la costa meridional, aunque agreste, es de altura más uniforme.

La boca carece de defensas naturales y es franca, pues solamente la afectan los bajos O Con yBaia, que reducen su amplitud a menos de 2 millas, y las piedras de Bruios, que se destacan hacia el WSW de la punta de Lens.

Estos bajos son los únicos obstáculos que encuentra la tormentosa mar de fuera al penetrar en la ría; pero su abrigo es muy pequeño y la mar deja sentir sus efectos hasta más arriba de la isla da Quebra en casos de temporales de fuera.

El puerto de Muros, abrigado, amplio y hondable es el primero que encontraremos al recalar en la ría; después Porto do SonPortosín y al fondo de la ría O Freixo. En todos ellos encontraremos zonas de fondeo seguro, atraque y servicios.

2_reconocimiento_recalada_ríaRECONOCIMIENTO Y RECALADA EN LA RÍA DE MUROS Y NOIA

Desde mar de afuera, el mejor punto para reconocerla es la sierra de Barbanza, que se halla a corta distancia de la orilla meridional, cuyos picos más culminantes son: A Curota e Iroite o deSan Lois Pena Jarpal, todos ellos notables, y el de monte Louro, que se halla en la parte N de la entrada de la ría y es el más conocido y marcable. Este monte tiene dos cimas que forman horquilla en la cumbre y aparece aislado.

Si procedemos del N, corriendo la costa, los característicos cabos deTouriñana y Finisterre, así como elmonte Pindo, darán a conocer la proximidad de la ría; balizado ya el buque con ellos, podremos dirigirnos en demanda de ésta bien sea pasando por fuera de los bajos Meixidos y Bruios, si hay mar gruesa, o por tierra de ellos si hay bonanza y tenemos suficiente práctica.

Si procedemos del S, corriendo la costa, bastará balizarse con Sálvora a suficiente distancia, y atenerse a las instrucciones dadas para ir libres de los bajos que salen deSagres y Corrubedo, y seguir después las instrucciones que se dan para la entrada en la ría.

De noche se reconoce también fácilmente esta ría por el faro de monte Louro, punta Queixal [Fl(2+1)12s25m9M].

Para entrar en ella conviene aproximarse al monte Louro a fin de huir de la costa meridional, que es la más sucia, navegando siempre en el sector oscuro del faro Reburdiño, hasta rebasar la líneapunta Castro – monte Louro.

La boca tiene una amplitud de 2 millas escasas entre el bajo de Baia y los islotes Leixoes, con fondos de 25 a 47 metros, arena y cascajo, que siguen una caída natural progresiva desde las orillas hacia el centro.

4_entrada_riaINSTRUCCIONES PARA TOMAR LA BOCA DE LA RÍA

Son verdaderamente temibles las proximidades de esta ría, ya se venga en demanda de ella desde la mar o se proceda del N o del S. La anchura de su boca y lo distanciado de los peligros que hay que salvar, permiten, sin embargo, abocarla con seguridad, sin más cuidado que el de dar a los bajos exteriores el debido resguardo, con arreglo al tiempo reinante.

Si venimos de mar de afuera, no pasar al Norte de la línea 076º de la cumbre del monte San Lois con la falda meridional del monte Louro, ni al Sur de la 059º, que une al cerro Cabeiro con el monte San Lois, para ir francos por una banda de Bruios y Ximiela y del bajo de Baia por la otra, habiendo en el trozo de mar que comprenden ambas líneas espacio suficiente para voltejear, si se trata de un buque de vela.

Si venimos del Norte, además de los Bruios y Ximiela, hay que temer a los Meixidos y demás bajos que siguen hacia el N; pero bastará de cuidar de llevar siempre el Centolo de Finisterre al350º sobre el cabo de la Nave, sin llegar a ver luz por tierra del Centolo, para ir francos de todos ellos.

De noche si venimos del Norte, una vez reconocidas las luces de los faros de Finisterre,punta Insua Corrubedo, y considerándose libre de los bajos Meixidos, no conviene abocar la ría hasta estar en el sector luminoso del faro de monte Louro, en que libres ya de la Ximielalas Carballosas y los Bruios, los peligros más meridionales de esta zona, puede arrumbarse libremente a promediar la boca pasando a 1 milla del faro de monte Louro, libre de los islotes de Neixón.

Si venimos del Sur por fuera de las Basoñas y de Baia, después de salir de los bajos deCorrubedo se continuará hasta descubrir la base oriental de Monte Louro por fuera de la Basoña Grande; se gobernará entonces sobre Punta Remedios, y no meterse por dentro de la enfilación expresada a causa del bajerío del cabo; se evitará después el Guinchueiro, que es la piedra más alW de las Basoñas, no metiendo sobre Monte Louro hasta rebasar la enfilación al 098º de laCurotiña con la Basoña Grande. Con proa a lo más alto de Monte Louro, seguimos hasta descubrir el cerro de Cabeiro al 053º por fuera de la Punta Sagrada, poner proa al 025º y pasar a 0,5 millas mínimo de Punta Covas o Roncadora. Luego pasar a más de 0,3 millas de Punta CastroPunta Alixeira; abrirse luego de la Sagrada para librar el petón Xibao y poner rumbo al faro deCabeiro al 056º hasta enfilar por el través la torre de la iglesia con el palomar de la fincaCalqueirón, instante en que cambiaremos el rumbo a esa misma enfilación para luego realizar la entrada en el muelle de Porto do Son.

Si venimos del S por dentro de las Basoñas y Baia, después de pasar entre la Marosa y el Cabo Corrubedo, o entre la Marosa y el Rinchador continuar al mismo rumbo, hasta descubrir la base de Monte Louro por fuera de la Basoña Grande, seguimos mismo rumbo, cuidando de no meterse por dentro de ella hasta rebasar la Teilán de fuera (en la enfilación del Outeiro del Mina con Monte Facho), arrumbamos entonces a llevar por la proa, un poco abierta por estribor la Punta Castro, para pasar los rodales Nuevos Tremalleira, y al tener por el través de babor laBasoña, meter un poco a esta banda (4º grados).

De noche si venimos del Sur, y considerándose libre de los bajos que existen en las proximidades de Corrubedo [FL(2W+3R20s30m15M Rsect. 347º-040º], debe navegarse dentro del sector rojo de ocultaciones de Punta Insua 020º – 045º [Fl.3.W.R.20s], en el que se irá completamente libre, de el Rocínel Guincheirola Roncadoirael Bustaján las Baias, hasta estar en la demora 315 º – 135º del faro de Corrubedo, y luego arrumbar a pasar a 1 milla del faro de Monte Louro [Fl(2+1)12s25m9M], atravesando sin riesgo todo el sector blanco del faro de Punta Insua 152º – 020º. Al estar en las inmediaciones de la boca de la ría se podrá distinguir la luz del faro de Reburdiño y maniobrar en consecuencia.

Los buques de vela, que recalen en esta ría por el Sur con vientos del SE al NW, deberán verificarlo hacia la parte del monte Louro con los del cuarto cuadrante, y al N de la línea de seguridad de la Baia con los del tercero y cuarto cuadrantes, y de este modo harán después con más desahogo la derrota para dentro, y si los vientos fueran escasos o de proa, pueden correr bordadas entre las líneas de seguridad expresadas, no rebasando la de la Baia en tanto no se haya tapado el monte Laraio por detrás del Louro

Con lo expuesto, se llega a la boca de esta ría, libres de todo peligro; pero al abocarla ya no sirven las líneas de seguridad expresadas, pues la de monte San Lois por la falda del Louro queda por dentro de los Leixoes y la de cerro Cabeiro San Lois pasa por los bajos de la ensenada delSon y por dentro de la Filqueira y Xorexo. Basta llevar abiertos por la amura de babor los islotes de Neixón para zafarse de ellos, y en cuanto a los bajos del Son, se cuidará, una vez rebasada laBaia, o sea al quedar al 326º el monte Laraio oculto por detrás del Louro, de no caer a estribor de la enfilación al 050º de la peña Jarpal con isla Quebra, o de la 028º del pico Tremuzo con lapunta Borneira, o bien de conservar el faro de Corrubedo al 198º abierto de punta Castro.

Ensenada y puerto de Porto do Son

La ensenada se abre entre las puntas Corbeiro y Sagrada, distante entre sí 1.500 metros, es sucia y de escaso fondo. Está defendida por la mar de fuera por el arrecife La Pared, que sale desde lapunta Sagrada hacia el N unos 400 metros y termina en la piedra Judela, cubierta, como toda la restinga, desde media marea. En el interior de la ensenada se encuentran las piedras Boroeiras ydo Con, que cubren también desde media marea, y de la parte meridional de aquella se destaca elpedregal Cabeza do Peito, que avanza 200 metros hacia el N. No deben tomar esta ensenada embarcaciones cuyo calado exceda de 4 metros y han de hacerlo con buen tiempo.

El contorno del seno de la ensenada es de playa, denominada de la Iglesia.

El sitio de fondeo, fondo de arena y cascajo,  está en la parte septentrional de la línea trazada entre la punta del contradique, luz roja, y las piedras de O Con; zona abrigada de los vientos y la mar del Sur por el dique del puerto, que defiende también de la mar de afuera, así como del Norte por la proximidad de la costa. Los vientos dominantes en primavera son del N/NE , en invierno SW/W.

Entrada:

El paso más ancho de los dos que conducen a la ensenada, es el del SW de la Filgueira. Su anchura se reduce a 300 metros a causa de las Laxes que despide la Filgueira y el fondo en ésta es de 8 a 10 metros. Para tomarlo hay que llevar descubierta la vertiente oriental del Enxa por el E del monte Dordo o enfilar la torre de la iglesia con  el palomar de la finca Calqueirón, que se destaca por detrás a corta distancia. Puede también entrarse llevando el picacho más W de lasPenas do Galo abierto por el N de la torre de la iglesia.

Salida:

Al salir, una vez rebasada la Filgueira, puede aproarse a la punta Reburdiño para franquear los bajos exteriores.

5_recalada_portoArribada

Pesca

A costa da nosa ría polas súas características e ideal para a pesca deportiva, tanto de superficie, lance lixeiro ou corricán, como de fondo ou surf-casting.

Aquí poñeremos algúns das postas onde se pode pescar dende barco para que serva de guía os neófitos nestas lides, xa que os veteranos xa teñen as súas marcas conseguidas a base de sol, frío, humidade e salitre, adobado todo cunha pouca de sorte e moita afección.

  • Comezaremos polo baixo roxas (42º 45´ N – 08º 58,6´ W) fronte a praia de A guieira onde poderemos pescar maiormente maragotas, pintos e fanecas e con sorte algún peixe plano.
  • Na boca do porto, o redor dunha milla (42º 44,2´ W) atoparemos a pedra filgueira, o rodal de juansenda, o baixo xorexo e o de angostin onde é habitual coller robaliza, sargo, maragota e pinto.
  • A tres millas aprox. da bocana do porto atopamos os baixos de baia (42º 42´ N – 09º04´ W) con pedras que velan fronte o mítico Castro de Baroña. Nesta ampla zona poderemos levantar varias veces o rizón na procura de robalizas, fanecas, sargos, pintos, maragotas, xurela e xarda.
  • Un pouco o sur da marca anterior e mais pegado a costa da praia de Queiruga, no chamado rodal da roncadoira (42º 40,3´ N – 09º02,5´ W) poderemos probar sorte no lance cas fanecas.
  • Seguido mais o sur atoparemos o baixo de sieira (41º 39, 7¨- 09º04,3´ W) onde poderemos pescar de todo.
  • Outro baixo que nos pode dar satisfaccións de coller de todo, e cambiando de posta as veces que queiramos buscando o mellor lance, son os baixos das basoñas (42º 30´ N – 09º 06´ W) a sete millas aprox., de Porto do Son.
  • En Monte Louro a carón da pedra do laxe do carreiro atoparemos maragotas, pintos e serráns principalmente.
  • Mais u oeste de Monte Louro atopamos os baixos de bruios a unhas sete millas de Porto do Son, una zona ampla onde o igual que nas basoñas poderemos pescar pezas de todo tipo e tamaño.

O Concello

08-10-DSC06957

El pequeño municipio de Porto do Son está situado en la parte sur de la Ría de Muros-Noia. Destaca por sus más de 25 kilómetros de costa salpicados de multitud de playas. Portosín, con su estupendo puerto deportivo y el castro marítimo de Baroña son visitas obligadas. Porto do Son es un pueblo con gran sabor marinero.

Historia

Como no resto da zona do Barbanza, no municipio de Porto do Son apareceron innumerables restos da cultura paleolítica. Na parroquia de Baroña apareceron varias mámoas e na cueva do Fonforrón utiles da época. Ademais, aquí atópase o Castro de Baroña que, pola súa situación costera, é un dos máis belos de Galicia.

Algúns estudos sinalan que tambien a Vía Per Tola Marítima dos romanos percorría este municipio, sendo moi probable a existencia dun porto romano en Portosín, xa que se descubriron algúns mosaicos testemuña do seu paso.

Como en toda esta costa, durante a Idade Media os piratas normandos arrasaron a zona varias veces.

Administrativamente, Porto do Son pertenceu á vila de Noia ata que se independizó en 1812.

A instalación a fin de século das fábricas de salazón permitiu un maior desenvolvemento da zona xa que, desde sempre, a economía das súas xentes estivo baseada na pesca e na agricultura. Nos últimos anos, do mesmo xeito que o resto da costa galega, produciuse un aumento do turismo.

DSC07259

Ocio

Pesca

Estas costas por sus características pueden considerarse ideales para la pesca deportiva, tanto de superficie, lance ligero o curricán, como de fondo o surf-casting. En la zona de Seráns-Espineirido los ejemplares más envidiados son el lenguado y el róbalo, no descartándose los ejemplares de sargo. La playa de las Furnas es buena para la pesca de róbalo o robaliza pero también pueden cogerse algunos ejemplares de rodaballo.

Más al interior de las rías, las zonas de roca son propicias para especies como los pintos, las maragotas, los serráns, etc…

Cultura La oferta cultural de Porto do Son es cada año más amplia y variada. Deberemos hacer un hueco para acudir a la Casa de Cultura a presenciar exposiciones de pintura, escultura, actuaciones musicales, obras de teatro, películas, conferencias etc…

La cantidad de fiestas y romerías que se celebran durante todo el año y especialmente en los meses de verano constituye una oferta más de ocio de nuestro Ayuntamiento. Destacando especialmente las fiestas del Carmen de Portosín, el Curro da Enxa y la fiesta del pulpo de Porto do Son.

Wind – Surf

Los amantes de este deporte suelen escoger las playas de Aguieira­Coira cuando las condiciones del viento son favorables. Bien pertrechados con sus equipos, es frecuente verlos durante todo el ano en esta playa de grandes dimensiones y desprovista de bajos, aunque también es posible verlos en muchas otras si las condiciones lo permiten.

Surf

Se practica sobre todo en la playa de Arealonga, pero, dependiendo del estado del mar, también es frecuente verlos en las playas de Río Sieira o Fonforrón.

A finales del mes de abril durante un fin de semana, se celebra en la playa de Arealonga el Campeonato de Baroña de surf-board, encuadrado en el circuito de estas modalidades.

Vela

Portosín situado en la ría de Muros-Noia, a los pies del Barbanza acoge el puerto deportivo más importante y uno de los más interesantes y concurridos de las rías gallegas, rías que son apreciadas por todos los navegantes europeos como aguas excepcionales para la practica de deportes náuticos, especialmente de vela en todas sus facetas. Nuestra ría es un lugar de recalada de todas aquellas embarcaciones que pasan por el cabo de Fisterra, al estar a tan solo 20 millas del mismo.

Tanto las condiciones de abrigo de los vientos del sudoeste y del norte que garantizan un buen y tranquilo amarre, como el clima que alterna los días de sol, con los nublados y con precipitaciones, así como las instalaciones y servicios con que cuenta el Club Náutico de Portosín, convierten esta villa en el punto de referencia de los amantes de los deportes náuticos.

Parapente

El parapente es un deporte que cuenta cada día con un mayor número de adeptos, ya que permite, de un modo económico y sencillo, acceder al mundo de los deportes aéreos. El Club Cheiranubes oferta, dentro de nuestro ayuntamiento esta posibilidad, organizándoles que partiendo del monte Iroite, a 620 m. de altitud, nos hagan aterrizar en cualquier de las tres playas que se divisan Aguieira, Coira y O Pozo. Disfrute de un tranquilo vuelo con las brisas marinas que predominan en la zona, dejándose maravillar por las vistas que ofrece la Ría de Muros-Noia.

O vento, acompaña ao mar, á area, á historia e á paisaxe de boa parte das praias que jalonan a costa do concello, nunha combinación perfecta que as fai meta imprescindible para os amantes dos deportes náuticos e, en xeral, da natureza en estado puro. Estas condicións excepcionais, unidas súa privilexiada situación xeográfica, fixeron do municipio unha xoia que xorde no centro dunha longa franxa de litoral bañada polas augas protexidas do Atlántico. Por toda a extensión da súa costa atopámosnos numerosas praias, cada unha distinta a las demais, que van desde os mais concurridos arenales ata pequenas calas escondidas, de difícil acceso e apenas visitadas por estraños. De todas elas, as mais recollidas e de augas tranquilas, as que permiten o baño sen perigos, son aquelas que se atopan entre Porto do Son e Noia. A partir de Porto do Son, seguindo en dirección a Ribeira, o abrigo de Ríaa deixa, en cambio, paso ao Océano, que nos impresiona e hipnotiza con praias de mar aberto, caracterizadas por un marcado oleaje durante todo o ano. Salvaxes, fermosas e impactantes, están dotadas dunha incrible beleza e convertéronse en parada obrigada para aqueles que empregan a forza do vento como motor das súas paixóns.

De toda esta riqueza pódese gozar nas máis excepcionais condicións. Cada ano, grazas ao esforzo constante por conservar estes bens e melloralos, aumenta o número de praias sonenses distinguidas coa Bandeira Azul, debido á alta calidade dos servizos cos que contan e a recoñecida calidade das súas augas.

Elixir un só destino é imposible e, así, percorrer todos os arenales se antoja a máis atractiva obrigación. Para ir coñecendo os encantos das súas praias -ou praias, como indican os seus nomes en galego-, os propios lindes do municipio invítannos a facer un percorrido por todas elas, empezando polos lindes con Noia ata chegar a Ribeira.

Praia Oranda ou Revolar

Moi coñecida como Praia das Gaviotas. Polo seu finísima area branca de gran calidade, a tranquilidade das súas augas e a súa proximidade á vila de Noia, é unha das máis concurridas do municipio. Nos seus alrededores atópanse un camping de primeira categoría e un merendero publico con mesas e asadores de pedra.

Praia dá Lente

A súa proximidade ao Club Náutico de Portosín a converte en destino de gran cantidade de bañistas.

Praia de Coira

É o punto de encontro da gran maioría das persoas que veranean en Portosín, localidade que goza dun equilibrado pero intenso desenvolvemento turístico. Durante os fins de semana é o destino favorito de numerosos visitantes, sobre todo chegados de Santiago, que adoitan escoller esta praia pola comodidade dos seus accesos, polas súas instalacións e porque ofrece un das mellores paisaxes de Ríaa.

Praia de Aguieira

É a praia máis extensa do municipio. Pódese acceder a ela tanto pola súa punta norte como pola sur. Ofrece o raro encanto de poder perderse entre os seus dunas para gozar ao máximo da soidade e recogimiento que ofrecen, regalándonos a observación dunha flora variada e sorprendente. O bañista poderá entreterse, ademais, coas progresiones sobre as olas de @mozo\\\ amantes do windsurf ou o kite-surf, que escollen as nosas costas para este tipo de prácticas cada vez con máis frecuencia. Nun extremo da praia hai unha illa comunicada por unha ponte, cunha vivenda privada ocupando o solar dunha antiga fábrica de salazón.

Praia de Caveiro

Oculta para os que se desprazan desde a estrada comarcal, pero moi fácil de atopar seguindo os carteis indicadores, atópase esta zona de baño orientada cara ao sur e ben protexida dos ventos do norte. Conta cun camping e cun merendero público con mesas e asadores de pedra. Ofrece comodidades que garanten un inmejorable día de praia, e unha atalaya desde a que se divisa, de lonxe, o núcleo municipal de Porto do Son.

Praia de Fonforrón

O auga estreita moito este arenal, sobre todo coa marea alta, pero o seu encanto fai que siga sendo unha praia moi frecuentada. Para compensar, talvez, a falta de espazo, a natureza regaloulle unha interesante cueva á que se coñece co mesmo nome, que foi inspiración para numerosas lendas. Nela se acharon restos do Paleolítico.

Praia de Arnela

Atópase pegada á AC- 550. Resgardada e con algunhas rocas, ofrece un mirador e un aparcamiento da mesma extensión que a liña de praia. A continuación, a area deixa paso a toda unha serie de acantilados, frecuentados por pescadores de canle que terminan na Praia do Castro.

Praia do Castro

Situada nun lugar privilexiado, aos pés do Castro de Baroña, merece toda a atención de quen queira gozar destas terras. É de pequenas dimensións e só permite o seu acceso a pé. A súa historia e as súas vistas son marabillosas e imprescindibles, e dan por bo o esforzo de chegar a ela. Dispón dun merendero público.

DSC03264 (Large)

Praia de Area Longa

Baluarte de deportistas náuticos e amantes do naturismo, pionera das praias nudistas, de forte oleaje e ventosa, pero de beleza incomparable, Area Longa acolle moitos campionatos de modalidades como o surf ou o bodyboard, xa que é unha das mais recoñecidas zonas de Galicia para practícaa destas disciplinas. Aquí, veciños, naturistas e surfistas conviven en perfecta harmonía e nunha contorna privilexiada. A visita a esta praia é máis que recomendable non só de día, senón tamén de noite, momento máxico en que se pode seguir gozando do directo contacto coa natureza en estado puro. Area Longa atópase incluída na Rede Natura 2000.

Praia de Seira ou Seilas

De area dourada e de gran extensión, pasa por ser unha das máis longas e anchas do municipio. Esta característica fai dela unha praia moi buscada polos bañistas e, xa que logo, moi concurrida malia que desde a AC-550 só divísase unha pequena parte.

Praia de Rio Sieira

Coñecida tamén como Boca do Río, debido a que nun extremo desta praia ten lugar a desembocadura do Riu Sieira. A parte aberta ao mar foi conquistando aos amantes do surf, o que lle valeu para acoller varios campionatos de diferentes modalidades. Nas inmediaciones, no pinar da Covina, se atopa un merendero público.

Praia das Furnas

Como o seu nome indica, a acción do vento e o mar nesta praia ocasionou a formación de furnas “”, pequenos acantilados entre os cales existen piscinas naturais, considerados como labirintos rocosos. Camiñando polo carreiro que atópase no alto do arenal, chegamos á lagoa de Xuño e, logo, de San Pedro de Muro.

Praia de Seráns e Espiñerido

Atópase no límite dos términos municipais de Porto do Son e Ribeira. Pódese gozar da calor do sol e a brisa do mar, que sopra con intensidade moderada